¿Quiénes somos?

Somos un grupo de jóvenes inconformistas. La base consiste en que cada joven sea protagonista, y ofrezca su pequeña aportación solidaria comenzando a pequeña escala: haciendo del Orfanato de Kimbondo (Kinshasa, RD Congo) un lugar mejor. ¡Gota a gota se forma una cascada!

El movimiento, el cambio, empiezan en ti

malembe-quienes-somos

¿Quiénes somos?

Somos un grupo de jóvenes inconformistas. Que cada joven sea protagonista, y ofrezca su pequeña aportación solidaria comenzando a pequeña escala: haciendo del Orfanato de Kimbondo (Kinshasa, RD Congo) un lugar mejor. ¡Gota a gota se forma una cascada!

El movimiento, el cambio, empiezan en ti

malembe-quienes-somos

¿Que és Malembe?

Malembe es uno de los términos más empleados en el dialecto local, el lingala. Se utiliza como en el italiano “piano, piano” (malembe, malembe) Significa “poco a poco”, “colaboremos juntos poco a poco y todo irá a mejor. Queremos inculcar este modo de hacer. La enseñanza clásica de Jesucristo: “Haz a los demás todo lo que quieras que te hagan a tí”

El orfanato y la pediatría de

KIMBONDO

Comenzó a andar en 1981 gracias a la fuerza y al trabajo de un chileno y de una italiana en Kinshasa, República Democrática del Congo: el padre Hugo Ríos (postulado a premio novel de la paz 2017), y la doctora Perna (Mama Koko), ambos, iconos carismáticos, que han entregado  su vida a la causa. Mama Koko falleció el 7 de septiembre de 2015, y está enterrada en el orfanato. El Padre Hugo mantiene su espíritu joven y se aferra a su vocación, criando y queriendo a los más de 500 niños que ya alberga el centro como si fueran suyos.

Lo que comenzó como un dispensario médico, ha ido creciendo con la ayuda de mucha gente hasta lo que es hoy: ¡En este vídeo verás la historia resumida!

Un chileno en el Congo nos invita a sumarnos a esta gran obra

Tan sólo $30 dólares mensuales cuesta alimentar a cada niño de la Pediatría de Kimbondo. El sacerdote y médico chileno Hugo Ríos, acoge a más de 600 niños en el Congo día a día entregándoles un vida digna. Quieres ser parte de Kimbondo? Ayúdanos en ésta cuenta.Cta Cte Banco Estado37860203821rut: 5.299.423-3Hugo Ríos

Gepostet von Kimbondo Chile am Dienstag, 6. Juni 2017

¿Cuál es nuestro objetivo?

Origen de nuestra motivación educativa

​El Padre Hugo procura a los niños servicios básicos, pero con recursos muy limitados. Por el momento, sobrevive a base de donaciones, y consigue que todos puedan ir a la escuela. Pero esto no es suficiente, porque el sistema educativo que siguen en su escuela no logra siquiera que un cuarto de los 51 niños de 6 a 13 años de nuestro programa sepan leer. ¡Estos niños sufren de DESMOTIVACIÓN SEVERA! Padecen el síndrome del poco aliciente, y deben lidiar no solo con un sistema de enseñanza muy viejo y múltiples dificultades pedagógicas ligadas a su pasado. Por ello nacemos nosotros, para que los niños salgan del orfanato con una meta en la vida, que les permita labrarse un futuro contribuyendo al desarrollo de su país.

Nuestra motivación sanitaria

La educación y el futuro de los niños es importante, pero el proyecto debe llevarse a cabo en un entorno apropiado. El Orfanato, aunque es un lugar acogedor y esperanzador, está cubierto de BASURA, mucha basura (plásticos, cartones, cristales, y toda clase de residuos). Los niños se meten en la boca todo lo que encuentran por el suelo, y están constantemente expuestos a riesgos sanitarios escandalosos. Para ello realizamos talleres de higiene y campañas de recogida de basura.

trabaja Malembe? ¿Por qué?

Origen de nuestra motivación educativa

​El Padre Hugo procura a sus más de 500 “hijos” servicios básicos, pero con recursos muy limitados. Por el momento, sobrevive a base de donaciones, y consigue que todos puedan ir a la escuela. Pero esto no es suficiente, porque el sistema educativo que siguen en su escuela no logra siquiera que un cuarto de los 51 niños de 6 a 13 años de nuestro programa sepan leer. ¡Estos niños sufren de DESMOTIVACIÓN SEVERA! Padecen el síndrome del poco aliciente, y deben lidiar no solo con un sistema de enseñanza muy viejo y múltiples dificultades pedagógicas ligadas a su pasado. Por ello nacemos nosotros, para que los niños salgan del orfanato con una meta en la vida, que les permita labrarse un futuro contribuyendo al desarrollo de su país.

Nuestra motivación sanitaria

La educación y el futuro de los niños es importante, pero el proyecto debe llevarse a cabo en un entorno apropiado. El Orfanato, aunque es un lugar acogedor y esperanzador, está cubierto de BASURA, mucha basura (plásticos, cartones, cristales, y toda clase de residuos). Los niños se meten en la boca todo lo que encuentran por el suelo, y están constantemente expuestos a riesgos sanitarios escandalosos. Para ello realizamos talleres de higiene y campañas de recogida de basura.

¡Súmate al puzzle!

Tú eres la piezza que nos falta

0